viernes, 7 de octubre de 2016

Interrail gratis contra el auge populista en Europa

Claro que sí. Qué mejor manera de combatir el populismo que con más populismo. 

Se sigue sin entender absolutamente nada, alimentando más al monstruo que siguen creando. 

El juego del trilero. Pretendiendo comprarte lealtad con tu propio dinero, agravando aún más los problemas urgentes. 



Artículo de El País: 

La mayoría de edad, el derecho a voto y el billete de tren para viajar por Europa. Las dos primeras llegan automáticamente al cumplir los 18 años; la tercera, el regalo de un pase para moverse por hasta 30 países del Viejo Continente, puede ser una realidad al alcanzar esa edad próximamente.

Así lo pretende el Grupo Popular Europeo (PPE), que lleva este martes a la Eurocámara la propuesta de que todos los ciudadanos de la UE reciban como obsequio el día de su 18 cumpleaños un billete de Interrail, el pase que permite al viajero tomar tantos trenes como quiera durante un tiempo que oscila entre cinco días y un mes. Cada año, unas 300.000 personas se mueven con él por vías y andenes a lo largo y ancho de Europa, de Helsinki a Cádiz, de Dublín a Estambul, aprovechando su reducido precio, de entre 200 y 479 euros, mucho menos de lo que supondría pagar cada billete por separado.

El regalo va con intención. En medio del desencanto con el proyecto europeo, con la elección del Brexit todavía reciente y la semilla del populismo germinando, el líder del PPE, el alemán Manfred Weber, ha ideado esta bienvenida comunitaria a la mayoría de edad como una suerte de receta frente a los mensajes de los Wilders y Le Pen, que siguen ganando adeptos con sus diatribas contra Bruselas.

Sentido de pertenencia

“Los populismos y la desinformación amenazan Europa. Los jóvenes tienen un rol clave para actuar como contrapeso y la UE tiene que permitirles descubrir quiénes son sus vecinos y qué oportunidades ofrecen otros Estados miembros”, apunta el texto, que también contempla transporte gratuito en autobús o ferry para los ciudadanos de Estonia, Letonia, Lituania, Chipre y Malta, que no forman parte de la red de Interrail, hasta incorporarse a Estados que sí están integrados en el programa.
La iniciativa pretende acortar la distancia sideral que parece separar cada vez más al ciudadano de sus representantes en Bruselas. “La movilidad de los jóvenes es esencial para promover el sentido de pertenencia a Europa”, afirma la propuesta. El relato comunitario no cala y en Bruselas vuelven la mirada a casos de éxito para acercarse a los jóvenes. “No se mueven lo suficiente pese al éxito de programas como Erasmus”, lamentan.
Todavía no hay un calendario de fechas para que el billete llegue a jóvenes de todo el continente. El gran obstáculo es su coste. Los promotores de la idea no han concretado la cantidad, aunque medios alemanes cifran en 1.500 millones de euros al año la factura del presente. Ese dinero cubriría únicamente el pase de Interrail, y los usuarios tendrían que afrontar el resto de gastos, lo que dificultaría el viaje para las economías más precarias, si bien animaría a muchos europeos a echarse la mochila al hombro y cruzar los miles de kilómetros de vías que recorren Europa, un transporte especialmente mimado por Bruselas, que ha invertido en infraestructuras del ferrocarril 23.400 millones de euros entre 2007 y 2013 y planea dedicar 29.900 millones para el periodo 2014-2020.
Está por ver si los líderes comunitarios apoyan la medida y la Europa de los rígidos objetivos de déficit baja el tono para ser también la Europa amable para los jóvenes que en Italia regala 500 euros para actividades culturales y en Bruselas sube al tren a miles de ellos rumbo a París, Roma, Berlín o Madrid.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada