lunes, 17 de octubre de 2016

Podemos ya ha colocado a 144 asesores con sueldo público en las instituciones

M.A. Ruiz muestra la creciente colocación a dedo dela neocasta en las distintas instituciones que va copando cada día con cargo al dinero público. 

Pero ahora no pasa nada, porque esos puestos los ocupa "el pueblo", es decir, ellos mismos y sus familiares. 
Artículo de OK Diario: 
Manuela Carmena y Pablo Iglesias. (Foto: EFE)
En apenas dos años de vida, Podemos ya ha adquirido los peores vicios de la casta. Entre ellos, colocar a amigos y militantes en las instituciones como asesores con un sueldo público.
Podemos tenía a finales de 2015 a 144 personas colocadas como personal de apoyo y asesores en las instituciones: tanto en los parlamentos autonómicos y ayuntamientos (tras las elecciones autonómicas y municipales del 24M) como en el Parlamento europeo. Según las cuentas auditadas de Podemos, este personal con cargo al presupuesto público tiene un coste de 1,5 millones de euros, incluyendo sus nóminas y cotizaciones a la Seguridad Social.
La mayoría de los parlamentos autonómicos y los ayuntamientos de las principales capitales permiten a los grupos políticos colocar a un determinado número de asesores, en función de los escaños obtenidos en las elecciones. Esta función está destinada a personal especializado que respalda la labor de los diputados y concejales de su partido. Aunque con demasiada frecuencia sirve para colocar a familiares o simpatizantes del partido, con el fin de recompensar con un sueldo público la labor que han hecho durante la campaña electoral.

El negocio de las dietas de Bruselas




En cuanto al Parlamento de Bruselas, cada uno de los cinco eurodiputados de Podemos dispone de un presupuesto de 21.209 euros brutos al mes para contratar a asistentes personales, intérpretes, servicios externos y material de oficina.
Los eurodiputados de Podemos donan al partido una parte de su sueldo, que asciende a 7.956 euros brutos al mes. Pero no han renunciado a sus dietas (304 euros diarios para alojamiento y una asignación fija de 4.300 euros al mes para gastos generales), ni a la partida de 21.209 euros al mes para contratar a asistentes. De este modo, los cinco eurodiputados de Podemos (Pablo Iglesias lo fue hasta noviembre de 2015) pueden tener a su cargo al menos 15 personas en total, con un sueldo público del Parlamento europeo.
Tras su participación en las elecciones europeas de 2014 y las autonómicas y municipales del 24M, Podemos se ha apresurado a colocar a personal de confianza en las principales instituciones en las que está presente. El concejal del PP Percival Manglano ha denunciado que la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, tiene previsto contratar a otros 20 asesores con un sueldo de 50.000 euros al año.

Los ‘enchufes’ de Carmena




Sin olvidar casos ya conocidos como el de la ex novia del concejal antisemita Guillermo Zapata (Nuria Sánchez Díaz ha pasado a cobra un sueldo de 50.000 euros al año como cargo de confianza en el distrito de Fuencarral), el hermano del líder de IU Alberto Garzón (Eduardo Garzón  cobra otros 50.000 euros como asesor en el área de Economía del Ayuntamiento), el funcionario Luis Maestre (padre de la edil Rita Maestre, ahora convertido en director de la oficina municipal de recaudación) o Samuel Romero, hijo de una dirigente de Podemos y hoy convertido en máximo responsable de la M-30, con un sueldo anual de 105.000 euros.
Lo mismo ocurre en el Ayuntamiento de Barcelona, donde la alcaldesa Ada Colau ha colocado a su pareja, Adrià Alemany, como responsable de Relaciones Institucionales. Por su parte, el concejal Gerardo Pisarello ha colocado a su esposa como asesora en el área de Vivienda con un sueldo de 40.000 euros. Podemos ha hecho suyo con una gran naturalidad el vicio del enchufismo propio de la casta.
Como ha informado OKDIARIO, Podemos y Compromís también han utilizado una empresa pública del Ayuntamiento de Valencia, la Fundación InnDEA, para enchufar a dirigentes políticos afines y familiares. Ahora, tras su participación en las elecciones generales, Podemos también ha comenzado a colocar a asesores con sueldo público en sus grupos parlamentarios del Congreso y el Senado.

Más de 300 personas en plantilla




Según su contabilidad auditada remitida al Tribunal de Cuentas, Podemos tenía a finales de 2015 una plantilla de 367 personas. De ellas, 163 trabajan en la organización estatal, 53 en los círculos autonómicos (ambos grupos, con un coste total de 1,7 millones de euros), siete en su fundación Instituto 25M para la Democracia (con un coste anual de 62.291 euros) y 144 colocadas como personal de apoyo y asesores en los grupos parlamentarios (cuyas nóminas suman otros 1,5 millones de euros).
Además, en las elecciones autonómicas del 24M Podemos contrató a otras 133 personas a tiempo parcial, para desarrollar labores de apoyo a la campaña. En aquellos comicios, Podemos recibió una subvención de 1,9 millones de euros por los resultados obtenidos en los distintos parlamentos autonómicos.
Por último, en las elecciones generales del 20D el partido de Pablo Iglesias recibió una subvención de 2,8 millones de euros y contrató a 77 personas a tiempo parcial para desarrollar labores en la campaña electoral. Esta cifra de 2,8 millones no incluye la subvención que recibieron las distintas “candidaturas de confluencia” en las que participó Podemos (como En Marea o Catalunya sí que es pot)

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada