lunes, 2 de enero de 2017

Unos infames tuiteos evidencian la necesidad de un Juicio de Nüremberg para el comunismo

Elentir denuncia los infames tuiteos y celebraciones de la sangrienta y terrible dictadura comunista rusa por distintos partidos políticos españoles, que la tildan entre otras cosas de "hermosa".
Artículo de Contando Estrelas:
En este año que acaba de empezar se cumplen 100 años de la Revolución Bolchevique en Rusia. La ultraizquierda española no ha disimulado su admiración por ese sanguinario acontecimiento.
Felicitan 2017 con la efigie de un sanguinario dictador comunista
El día 27 el Partido Comunista de España ya daba el pistoletazo de salida para ese aniversario felicitando 2017 con la imagen del brutal dictador Vladimir Lenin, un criminal que estableció un aparato represor mucho peor que el zarista, con una amplia red de campos de concentración -el Gulag-, una salvaje policía secreta -la Cheka- y las torturas más bestiales que uno pueda imaginar:
Asesinar a millones de personas, ¿una ‘hermosa revolución’?
Anoche el comunista madrileño Carlos Sánchez Mato, concejal de Economía del Ayuntamiento de Madrid, calificaba ese sangriento golpe de Estado como “la más hermosa revolución de la historia”:



Feliz 2017. Que el centenario de la más hermosa revolución de la historia, sea estímulo para la construcción de fraternidad internacional ✊

Llaman ‘gloriosa’ a la toma del poder para instaurar una dictadura
A su vez, la Unión de Juventudes Comunistas de España (UJCE), una de las organizaciones que integran Izquierda Unida, ensalzó ese golpe llamándolo “gloriosa Revolución Soviética”:



¡Feliz año!

Entramos en el centenario de la gloriosa Revolución Soviética✊

¡Por un 2017 lleno de victorias para nuestra clase!💪

Los rojos no derrocaron al Zar: truncaron una transición a la democracia
Hay que recordar, para quienes aún no se hayan enterado, que la Revolución Bolchevique fue un golpe de Estado contra el Gobierno Provosional formado en Rusia tras la abdicación del Zar. No fue, como piensan algunos, un levantamiento contra el zarismo, pues dicha monarquía absoluta ya había sido derrocadaEse golpe truncó las posibilidades de que Rusia se convirtiese en una democracia, y sirvió para instaurar una brutal dictadura comunista que duró 74 años, una dictadura que convirtió Rusia en una enorme prisión, sin libertades políticas y sin derechos tan básicos como la propiedad privada. Esa dictadura asesinó a millones de personas. En noviembre ya publiqué aquí un resumen de los crímenes cometidos por la dictadura de Lenin, absurdamente considerado por muchos como el “bueno” frente al “malo” Stalin:
  • Más de un millón de personas asesinadas por motivos políticos o religiosos.
  • Entre 300.000 y 500.000 cosacos asesinados.
  • Cientos de miles de trabajadores y campesinos asesinados por hacer huelgas.
  • 240.000 muertos en la represión de la rebelión de Tambov.
  • Más de 50.000 prisioneros de guerra blancos ejecutados.
  • Entre 3,8 y 6 millones de muertos por hambrunas entre rusos, kazajos y tártaros.
¿Lo ‘glorioso’ y ‘hermoso’ es asesinar a niños?
Estamos hablando de un auténtico genocidio, que merece la más rotunda condena de todo el que se considere demócrata. Hay que recordar, además, que uno de los episodios de ese golpe de Estado comunista fue el asesinato de la familia del Zar, mujeres y niños incluidos. Llamar “gloriosa” y “hermosa” a la revolución que cometió crímenes tan infames como éste demuestra la clase de personas que son quienes siguen defendiendo esa aberrante ideología 100 años después.
¿Por qué no se condena el comunismo con la misma dureza que el nazismo?
No entiendo que una sociedad democrática consienta a cargos electos y a partidos legales un hecho tan grave como ensalzar un golpe de Estado que dio lugar a una guerra civil y a una brutal dictadura. Curiosamente, los mismos que glorifican ese sangriento golpe en Rusia y sus nefastas consecuencias, a la vez piden condenar el franquismo, una dictadura mucho menos dura que la instaurada por Lenin. Para encontrar ejemplos históricos equiparables en brutalidad al comunismo soviético no tenemos que buscar en España, sino en Alemania. Ensalzar el comunismo debería ser tan condenable como ensalzar el nazismo, pues ambas ideologías totalitarias perpetraron asesinatos en masa que se cobraron las vidas de muchos millones de personas. Cien años después ya va siendo hora de que la URSS tenga su propio Juicio de Nüremberg, aunque sólo sea para que unos fanáticos como los señalados dejen de falsificar la historia, pisoteando la memoria de las víctimas del Terror Rojo y glorificando a sus verdugos.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario