sábado, 27 de abril de 2019

Dos imágenes que hablan por sí solas y la desvergüenza de la izquierda tratando de tapar y manipular las imágenes del desastre

Las siguientes dos imágenes hablan por sí solas, igualmente que el reportaje fotográfico que ha publicado ABC para mostrar el drama humanitario que vive la gente en Venezuela, fruto del socialismo, no visto ni en países en guerra (y Venezuela no está en guerra). 

En los seis primeros años de Maduro, el PIB cayó un 51%. En 2018 cayó un 17,7%!!!, y se estima que en 2019 se estima una caída de un 25%!!!! adicional a dicho 51%. 


Esta brutal depresión económica supera en mucho al crack del 29 en EEUU, la crisis de Grecia, la Guerra Civil española o la República de Weimar (Alemania), y se colocaría como líder de la historia moderna en cuanto a profundidad de la depresión junto con Siria, inmersa en una interminable guerra civil. Es ciertamente asombroso (recordemos que en el peor año de la reciente crisis económica española, el PIB cayó un 3,6% -2009 cayendo alrededor del 9% hasta el 2013, recuperado todo en poco más de los tres años siguientes a lo largo del 2017-, que los mismos que tapan y manipulan y restan importancia a lo de Venezuela, pretendían hacer pasar como el apocalipsis. 


La imagen puede contener: 3 personas, texto

Para hacerse una idea (se pueden dar muchísimas al respecto) de la situación de su pueblo y de la pérdida de poder adquisitivo y escasez, la inflación del país (coloquialmente entendida como aumento de precios, aunque más correctamente es una devaluación del poder adquisitivo de la moneda fruto del aumento de la masa monetaria llevada a cabo por el gobierno a través de su banco Central) cerró 2018 con un incremento de 1.370.000% (siendo difícil siquiera entender qué supone esto).

Para hacerse una mejor idea, como indica el economista Urbi Garay, "en noviembre de 2006, el bolívar se cotizaba a 3.200 por dólar, un precio parecido al de hoy. De no habérsele quitado al bolívar tres ceros (2008) y cinco ceros (2018), (devaluaciones repentinas oficiales, pues en la calle ya se daba), la cotización actual sería de 320.000 millones de bolívares por un dólar".


Ya vimos otra muestra deleznable de preocupación o empatía impostada hacia la pobreza por parte de Errejón (Podemos), que en realidad solo es cierta si pueden instrumentalizarla políticamente con sus comentarios acerca de las tres comidas en Venezuela ( las colas que ya analicé íntegramente en este artículo). 


Que solo en 2017, el 64,3% de la población perdiera una media de 11,4 kilos de peso no importa a nadie (y ojo que hablamos en 2017, con un empeoramiento mucho más dramático en 2018 -con caída del PIB cercano al 18%) y medio año casi de 2019 (donde el derrumbamiento económico y social sigue acelerándose). 


Pues por increíble que parezca, la reacción al reportaje gráfico de ABC por parte de la izquierda ha sido la de pretender desprestigiarlo lanzando un bulo masivo por las redes sociales pretendiendo hacer creer que la foto era de un niño de Yemen (aunque el reportaje incluía más y el niño al que hacían referencia tenía 28 años y tenía hasta bigote). Además, el "niño" se llama Miguel Blanco, hablan en español en él, y hasta aparece una imagen con “Gobierno de Zulia”, uno de los 23 estados de Venezuela cuya capital es Maracaibo, en la que fueron tomadas esas imágenes. 




Más triste aún es que tal bulo se ha convertido incluso en Trending Topic en Twiter, por que como dice el propio Rallo "la izquierda radical,que siempre dice que los desastres de Venezuela no van con ella, ha montado una campaña para inventarse que las dramáticas fotos de ABC no son de Venezuela,sino de Yemen".


Lo último es decir que la foto corresponde a Ghazi Saleh (Yemen): 

En el hospital Al Moudhafar donde Ghazi está ingresado, el personal médico va de una cama a otra para examinar a los recién nacidos y a los niños que sufren malnutrición como él. (Foto: Malay Mail)Imagen relacionada

Tomando las dos imágenes (las que encuentro más parecidas además, y poniéndolas en primera plana es fácil darse cuenta de que se tratan de distintas personas (y a pesar de que cuanto más famélico está uno y más esquelética es la cara más rasgos semejantes parece tener uno, solo que además el niño de Yemen (2018) es un niño, y el de Venezuela tiene 28 años (2019, con bigote). 

Aquí muestro el vídeo, que muestra por un lado el drama humanitario en Venezuela fruto del socialismo, loado, defendido y tomado como ejemplo (ahora se callan y silencian no queriendo hablar de Venezuela), pero mantienen la defensa de sus medidas políticas y propuestas) por nuestra izquierda (cada vez más por la que se supone que era más moderada).



Hasta el propio "Maldito Bulo" (de ideología y tendencia izquierdista) ha salido ante tantas peticiones a indicar que no son imágenes de Yemen, sino de Venezuela

Es sencillamente repulsivo, pero en absoluto raro. Ya lo hicieron hasta los niveles más obscenos durante décadas en cada país comunista (especialmente en la URSS durante décadas y la China de Mao) en el siglo XX (hasta que les estalló en la cara y se puso de manifiesto todo lo que ocurrió, que aún fue peor de lo imaginado). 

Pero es que además, como he indicado antes no son cuestiones puntuales, sino comunes.

Aquí algún otro vídeo de niños muertos desnutridos siendo noticia en medios locales de la región, mientras la mortalidad infantil (en el nacimiento) y la de las madres al dar a luz se han disparado



Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear