lunes, 2 de noviembre de 2015

10 cosas que no sabías del Estado de Bienestar

Ruy Pérez de Viedma muestra 10 cosas que no sabías sobre el "Estado de Bienestar" en España.


1. Si asimilásemos la población española a la de una familia de 10 personas, ésta tendría la siguiente composición:
    • 4 menores, estudiantes o pensionistas
    • 1 persona dedicada a labores domésticas
    • 2 personas paradas o a sueldo del sector público
    • 3 trabajadores o empresarios produciendo bienes y servicios en el mercado para sustentar a toda la familia
2. Ningún servicio público es gratuito: las administraciones públicas se gastan 1.200 millones de euros al día, equivalente a 75 euros por trabajador ocupado al día.

3. Dado que el sector público no genera riqueza, el gobierno solo puede sufragar ese nivel de gasto público recaudando impuestos de los que producen la riqueza o endeudándose bajo promesa de devolver lo adeudado recaudando más impuestos en el futuro:
    • Actualmente el estado arrebata una media de 18.600 euros al año por cada trabajador ocupado en impuestos y cotizaciones
    • Además, el sector público nos ha endeudado en 60.000 euros por trabajador ocupado
    • Solo los intereses de la deuda nos cuestan 4 millones de euros cada hora
4. Los impuestos gravan cualquier actividad (trabajo, consumo, ahorro, inversión e incluso morirse) y deforman los precios de las cosas: más de la mitad de lo que pagamos en combustible, bebidas alcohólicas, tabaco o electricidad se lo queda, bebe o fuma el sector público.

5. La educación pública no es gratuita: cada trabajador paga de media 2.700 euros al año en impuestos para poder destinar 9.500 euros por alumno a su educación. A pesar de que España es el 7º país que más gasta en educación pública de los 33 de la OCDE, nuestros alumnos obtienen el 26º puesto en resultados.

6. La sanidad pública tampoco es gratuita: cada trabajador aporta 4.300 euros al año en impuestos para sufragarla. Además, cada trabajador se gasta 1.900 euros adicionales de media en sanidad privada para complementar los servicios de la pública.

7. Cada trabajador aporta 625 euros al año para subvenciones a “cultura” y actividades recreativas (40 millones de euros al día). Las ayudas que los partidos políticos que reparten los subsidios se dan a sí mismos suman 156 millones de euros.

8. Desde 1976 el sector público ha incrementado el número de empleados públicos en una media de 100 cada día: la cifra de asalariados públicos se ha multiplicado por 3,5 en 40 años.

9. En España hay que mantener un entramado de 8.122 ayuntamientos, 43 diputaciones, 19 autonomías y 21 asambleas legislativas, más de 3.000 empresas públicas, 150 embajadas autonómicas y unos 400.000 políticos (añado yo que éste último dato de 400.000 es erróneo y parte de una información falsa), 4 veces más que en Alemania y el doble que Francia o Italia.

10. Ese gigante sector público se ha convertido en un monstruo burocrático que, solo en 2015, ha aprobado 1 ley cada 9 días. Como consecuencia de tanto intervencionismo, la creación de riqueza por parte del sector privado es una tarea cada vez más difícil: según el Banco Mundial es más complicado constituir una empresa en España que en Irán o en Zambia.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario