jueves, 6 de octubre de 2016

Las "falsas pruebas" del nivel de castellano en Cataluña

Una cosa es que dicha región decida y defienda una inversión lingüística educando solo en catalán, con dos horas a la semana en castellano (este es otro tema), y otra, la que se critica en este artículo es que engañen e intenten vender manipulando burdamente lo que no es cierto, para intentar justificarse ante los críticos: Que los niños catalanes tienen más nivel de castellano que en el resto de España (con 25 horas en castellano), lo cual es rotundamente falso, como bien expone Olivia Moya en el siguiente artículo.

Artículo de Libertad Digital: 
Convivencia Cívica Catalana analiza, en un exhaustivo informe, la situación del español en el sistema educativo de Cataluña. ¿Es el nivel de castellano de los alumnos catalanes igual, e incluso superior, al de los estudiantes del resto de España, tal y como ha afirmado la Generalidad en multitud de ocasiones?
Esta pregunta sirve a la entidad presidida por Francisco Caja como punto de partida para ir desgranando los datos oficiales disponibles, en particular del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE), dependiente del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte así como del Consejo Superior de Evaluación del Sistema Educativo (CSDA), organismo de la Consejería de Educación del gobierno autonómico.
Lo cierto es que esta afirmación que viene realizando el gobierno catalán desde hace años sorprende en tanto en cuando sus alumnos tienen tan sólo dos horas semanales en castellano frente a las 25 de los estudiantes del resto de España (en las comunidades sin lengua cooficial).
Para apoyar sus tesis, las autoridades catalanas utilizan a menudo las puntuaciones ligeramente superiores que obtiene Cataluña en PISA "para supuestamente demostrar el buen nivel de español" de sus alumnos, "escondiendo el hecho de que esas pruebas se traducen al catalán y, por tanto, no miden en ningún caso el nivel de castellano".

Últimas pruebas nacionales en 2003

En realidad, no existe ningún examen en la actualidad de alcance nacional, es decir, igual para todos los alumnos españoles, que evalúe el dominio del castellano que tienen los escolares de todas las comunidades autónomas, lamentan desde CCC. Las últimas evaluaciones válidas de lengua española de dominio de ortografía, gramática y literatura comunes a todas las autonomías, incluida Cataluña, fueron realizadas por el Ministerio de Educación en los años 2000 y 2003, recuerdan. "Estas evaluaciones son una información muy valiosa porque las pruebas de castellano que se pasaron a los alumnos fueron exactamente las mismas en todas las comunidades autónomas y, por tanto, sus resultados son comparables en términos homogéneos".
Las pruebas realizadas por el Ministerio evaluaron aspectos ortográficos ygramaticales. Sobre los primeros, los alumnos realizaron una prueba abierta consistente en un dictado en castellano, que constató que solo un 5% de alumnos catalanes transcribieron el texto sin faltas de ortografía mientras que un 12% lo consiguieron en el resto de España. Un 28% de alumnos catalanes cometieron solo 1 o 2 faltas, porcentaje que se eleva a casi el 40% en el resto del país. Por el contrario, un 9% de alumnos catalanes cometieron más de 10 faltas, el triple que el resto de alumnos españoles (3%).
En cuanto a los aspectos gramaticales, la prueba examinaba el dominio de la morfología y la sintaxis de la lengua española. En cuanto a las relaciones morfosintáctica, el nivel de preguntas acertadas de los alumnos catalanes fue del 43%, sensiblemente inferior al del resto de alumnos españoles (64%). En el apartado de literatura en lengua española las diferencias entre los alumnos catalanes y los del resto de España se ampliaron aún más. En el conocimiento de periodos, autores y obras de literatura española, la media obtenida por los alumnos catalanes fue de un 35% de aciertos frente al 79% de los alumnos del resto de España. "Es decir, el nivel de los alumnos catalanes no llegó ni a la mitad del nivel de sus homólogos de la misma edad del resto de comunidades autónomas".
Así, del análisis de estas pruebas homogéneas en toda España se extrae que los alumnos catalanes entienden el castellano como sus homólogos del resto de autonomías pero su dominio de la lengua es sustancialmente inferior. "Nótese -recuerda Convivencia Cívica- que la mera comprensión de un idioma, es posible adquirirla fuera de la escuela mientras que el conocimiento más profundo de una lengua se adquiere fundamentalmente en la escuela".

La Generalidad: "El PISA se hace en catalán"

Es más, es la propia Generalidad la que admite carencias en castellano. En concreto, Joaquim Prats Cuevas, expresidente del Consejo Superior de Evaluación del Sistema Educativo catalán, reconoció públicamente hace cuatro años que el informe PISA no evalúa el nivel de comprensión lectora en español de los alumnos catalanes.
CCC
"El PISA se hace en catalán, por tanto, no mide la comprensión lectora en español", subrayó Prats ante la Comisión de Enseñanza y Universidades del Parlamento autonómico de Cataluña el 22 de marzo de 2012.
Por último, estaría [hasta ahora] la Selectividad. Ésta es otra de las pruebas a la que han recurrido los defensores de la inmersión lingüística catalanes para defender su sistema. "Sin embargo -señala CCC- se trata de un argumento difícilmente aceptable, dado que estos exámenes no son homologables: cada comunidad autónoma los hace por separado y no son comparables".
Así las cosas, esta organización pide al Gobierno central recuperar esas pruebas a nivel nacional, iguales para todos los alumnos de todas las autonomías. Es "necesario que exista un examen de alcance nacional, es decir, igual para todos los alumnos españoles con independencia de su lugar de residencia, que periódicamente evalúe al finalizar la enseñanza secundaria obligatoria el dominio de la lengua española que tienen los escolares de cada una de las comunidades autónomas con el objetivo de mejorar el aprendizaje y detectar posibles deficiencias en ciertas autonomías. En todo caso, debería tratarse de un examen global de dominio de la lengua española, es decir, no únicamente de comprensión de textos, sino de evaluación del dominio de la ortografía, la gramática y la literatura, es decir, de todo aquello que conforma el bagaje culto de un idioma y que debe aprenderse en la escuela".
"No se entiende que políticos de Cataluña se nieguen a realizar evaluaciones comunes con el resto de autonomías. Si tan bueno es el nivel de castellano con solo 2 horas semanales, no entendemos por qué se ponen tantos obstáculos para poder contrastarlo con aquellos que la utilizan 25 horas semanales".

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada