domingo, 1 de enero de 2017

Axel Kaiser sobre la educación como un derecho y como bien económico

Axel Kaiser analiza la cuestión de la educación como un bien económico y como derecho, mostrando los diversos errores de concepto y falacias que se emplean al respecto, y que derivan en graves problemas. 


El problema es no poder profundizar mucho más en esta materia y los múltiples errores al respecto (tema de moralidad sin considerar la inmoralidad de la imposición y el robo a terceros, solidaridad mal entendida como imposición a la fuerza y no voluntaria, bien económico, derecho que exige esclavitud de otros o a la libertad de acceso, falta de acceso e independencia de los ciudadanos por las crecientes regulaciones, burocracia, impuestos y monopolios estatales que impiden a las personas el acceso haciéndoles dependientes del poder político, el falso y manipulado concepto de la gratuidad, que no existe, pues se lo cobran de antemano a un mayor precio y con peor servicio contraprestado, la demonizacón y arrinconamiento de la caridad y la filantropía (cada vez menor por el mayor peso del Estado, los mayores impuestos, la manipulación de la moneda en forma de inflación y la persecución del ahorro, que llevan a un menguante poder adquisitivo de las familias, erradicando a la fuerza la solidaridad real y haciendo más insolidarios y dependientes del Estado a la gente, que solo busca su bien personal mediante la fuerza y herramientas del Estado (arrebatando rentas a terceros) en lugar de sirviendo al prójimo a modo de intercambios voluntarios mutuamente beneficiosos (mercado)...

Una hiperinflación de derechos mal entendidos (derecho implica obligación. Tienes derecho a acceder a un servicio de salud, o a la compra de una vivienda, no a que alguien te lo preste gratis o te la construya a la fuerza a cambio de nada, pues eso es ESCLAVITUD, no un derecho natural. 

Tal es la aberración moral que se instala crecientemente en las sociedades, provocando un auge sin fin de deuda, impuestos y falta de libertades que llevan al conflicto perenne entre grupos de presión, el auge del populismo y la demagogia, los impuestos y el robo institucionalizado, los lobbies, la corrupción y el aprovechamiento del prójimo, la destrucción del ahorro y el capital de las sociedades (y su consecuente estancamiento y derrumbamiento vía crisis y burbujas). Una situación que se está viviendo en Occidente, con Estados cada vez más irresponsables e insostenibles, ciudadanos más infantilizados que solo exigen más y más "derechos" sin obligación alguna (que sean otros), y cada vez más dificil de compensar y sostener por la riqueza generada por el mercado libre y la productividad y desarrollo tecnológico a él asociado (y a sus incentivos).

 

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario