domingo, 1 de enero de 2017

Inaudito. Obligan a un portero a cortarse el pelo en pleno partido por no ir acorde al Islam

¿Cómo puede ser que ocurra esto en la religión de la "tolerancia" como algunos pretenden hacer creer?

Los totalitarismos se visten de muy diversa forma, ya puede ser bajo el manto del ateísmo (comunismo, fascismo, nazismo) o de la religión (islam), sistemas colectivistas que niegan la naturaleza y libertad del individuo, sometido a la voluntad de las élites que dirigen dichos colectivos mediante la fuerza, intimidación y el uso de la violencia. 

Pero que se imponen y justifican con los mismos pretextos (el bien del pueblo, el bien común, la virtuosidad moral del pueblo...)

El siguiente artículo muestra las imágenes (incluye vídeo) de lo acontencido en Arabia Saudí en pleno partido de fútbol.


Artículo de 90 Min:

porteor

Si parecía que lo habíamos visto todo en el fútbol, estábamos completamente equivocados. Recientemente se enfrentaron el Al Shabab frente al Al Quadisiya en la Liga de Arabia Saudí. Un partido que acabó 2-0 para los locales y que tuvo una anécdota insólita antes de comenzar.

Y es que el guardameta del Al Shabab, Waleed Abdullah, fue obligado a cortarse el pelo cuando ya estaban todos los jugadores en el campo, pues al parecer no iba acorde con as exigencias del Islam. Según la web "Gulf News", las autoridades del país de Oriente Medio prohibieron los peinados excéntricos en los campos de fútbol por ser considerados ofensivos hacia la religión islámica.

Abdullah llevaba el cabello un poco más rapado por ambos lados que por la parte de arriba, pero nada desproporcionado teniendo en cuenta los peinados que suelen lucir algunos futbolistas de talla mundial. Aun así, el árbitro consideró que debía cortárselo si quería disputar el encuentro, por lo que el desconcertado cancerbero no tuvo más remedio que irse a la zona del banquillo con varios miembros del cuerpo técnico. Aquí el vídeo del insólito momento.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada