domingo, 1 de julio de 2018

España, el segundo país de la UE con más trabas a los comercios

Diego Sánchez de la Cruz muestra los resultados del último informe de la Comisión Europea sobre flexibilidad en el ámbito de la Distribución. 
España, por supuesto, en su manifiesto intervencionismo en la actividad económica (pero luego, los mismos que lo defienden son los que más se quejan de sus consecuencias, y de nuestra diferente situación respecto a otros países europeos) se sitúa a la cabeza en las trabas que impone a los comercios, y sus efectos son muy nocivos para la libertad, la creación de empleo, el incremento de la oferta y la mejora de la eficiencia (y en consecuencia también de los salarios) y sobre los precios (menor poder adquisitivo general y mayor coste de la vida). 

Artículo de Libre Mercado:
Continúan las trabas a los comercios | Pixabay/CC/ccipeggy
La Comisión Europea ha publicado recientemente un estudio con el que pretende medir el grado de flexibilidad vigente en el ámbito de la distribución. De acuerdo con este informe, España es el segundo país de la UE-28 con más trabas a la operativa de los comercios.
El trabajo de los técnicos comunitarios desglosa cinco categorías de estudio: frenos a la libertad de horarios comerciales, restricciones a los canales de distribución, normas que limitan las ventas con promoción, impuestos específicos aplicados al sector de la distribución y leyes que constriñan la relación con los proveedores.
Así pues, tras estudiar estas cinco variables, la Comisión Europea encuentra que Francia y España son los dos países que más difícil se lo ponen a los comercios para funcionar día a día. Las trabas también son elevadas en Rumanía, Austria, Portugal, Bélgica, Chipre, Luxemburgo, Alemania, Grecia, Malta o Italia.
Trabas-comercios-Espana-UE.png
En la zona media de la tabla nos topamos con Polonia, Finlandia, República Chea, Países Bajos, Eslovenia, Letonia, Bulgaria, Lituania o Eslovaquia. El informe encuentra que las trabas son menores en Dinamarca, Reino Unido y Croacia. El póker de ases sería el que conforman Hungría, Estonia e Irlanda, que obtienen el mejor resultado del ranking y brindan a los negocios un marco de total flexibilidad, salvando ciertas restricciones a los canales de distribución.

Fragmentación de mercado e hiperregulación

La Comisión Europea carga en su informe contra las distintas barreras que imponen las comunidades autónomas españolas a la operativa de los comercios. Según el documento, "la acumulación de diferentes marcos regulatorios tiene un impacto muy negativo en la eficiencia del sector, los precios y la competencia".
Como recuerdan los datos recopilados por Foro Regulación Inteligente, "los boletines oficiales autonómicos suman anualmente entre 700.000 y 800.000 páginas. De hecho, hay más de 2.700 normas en vigor que fragmentan la unidad de mercado en España". El coste de esta dispersión normativa asciende a 45.000 millones.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear