domingo, 1 de julio de 2018

El Ayuntamiento de Córdoba crea la «tasa de la sombra» para cobrar a los bares por los toldos

Las ansias de confiscación del dinero ajeno por parte del político no tiene fin. 

Otro nuevo ejemplo es cobrarles adicionalmente por tener toldos en los bares...porque quitan el sol a sus clientes...

Son una mafia, y actúan como tales, pero al contrario que la mafia, las leyes oficiales (en lugar de extraoficiales) las imponen ellos. 

Rafael Ruíz se hace eco en el siguiente artículo. 
Artículo de ABC:
Bares protegidos por toldos y sombrillas en la avenida de Barcelona en Córdoba
El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Córdoba anunció que no habría incremento fiscal en 2019 por el año electoral, cosa que es cierta. Sin embargo, la letra menuda del expediente sí que aporta modificaciones que redundarán en un mayor pago por los servicios que se reciben o por las actividades que se realizan en la vía pública. Quizá el caso más evidente sea la modificación de la tasa fiscal de veladores, que pagan los propietarios de los bares. Hasta el momento, los negocios que pedían un permiso de velador tienen que pagar una cantidad por los metros cuadrados que utilizan cualesquiera que fuese lo que colocan: mesas, sillas, sombrillas o camas balinesas. La factura depende de la categoría fiscal de la calle, de la superficie ocupada y si se pide por todo el año, por temporada (del 1 de abril al 31 de octubre) o por meses.
La nueva redacción crea un subtipo de tarifa, la tasa de la sombra. Los negocios que quieran colocar parasoles cualquiera que sea su tipo tendrán que abonar, aparte de la cuantía por ocupar el espacio, una cantidad específica por quitarle el sol a sus clientes. Y la tasa no está pensada solamente para esos grandes parasoles que se colocan en la puerta de algunos bares: paga casi todo. El texto dice que estarán sujetos a tasa municipal los toldos abatibles sujetos a la fachada, los adosados al pavimento y separados de la edificación así como las sombrillas móviles cuya superficie de ocupación es superior a cuatro metros cuadrados. El Consistorio entiende que hasta la superficie que todo lo que está bajo los toldos que se adosan a la fachada forma parte del negocio. El precio de esta nueva tasa es bastante fácil de calcular. Basta con dividir entre dos el precio que se paga por el resto de la terraza. Un bar en una calle de primera tendría que abonar 42 euros por metro cuadrado de sombra al año.

Críticas de Ciudadanos

No es la única novedad. Hasta el momento, los veladores que se colocaban en calles de cuarta a séptima categoría del Casco Histórico tenían una bonificación fiscal del 50 por ciento sobre el precio total de la tasa. En adelante, Hacienda solamente bonificará el 25 por ciento de esta cantidad en la línea de la política de control. Además, el Consistorio cobrará 76 euros por la emisión del documento del permiso.
En el caso de que el titular del velador decida no colocarlo o no pueda ponerlo por la razón que sea, solo tendrá derecho a reembolso si no ha empezado el periodo autorizado. Un grupo político que ha caído en la cuenta de este hecho es Ciudadanos quien ya ha adelantado que no está en absoluto de acuerdo con cobrar por toldos y sombrillas. Entiende que es una subida de impuestos encubierta al sector de la hostelería.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear