martes, 24 de julio de 2018

Otra forma de Corrupción

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (PSOE), acudió al concierto que ofrecieron  The Killers en el Festival de Benicassim a bordo del avión oficial, por supuesto, sin el menor pudor, como es propio del político, para el cual el dinero público, no es de nadie, como ya dijera sin que se le cayera la cara de vergüenza a su actual vicepresidenta del gobierno y ministra de Igualdad, Carmen Calvo (salvo suyo, ya que lo emplea a discreción y en su beneficio particular sin el menor miramiento).


De esto se trata la regeneración política con la que el político engaña a tanto iluso, necesitado de creer (ese es el éxito del político y del populismo), y que les confiere una red de protección con la que hacer lo que les viene en gana, porque siempre tendrán un respaldo con el que perpetrarse en el poder, y que justificará todo lo que hagan, sea lo que sea.

Regeneración, si, pero de su cuenta bancaria y privilegios, más accesibles y aumentados al calor del poder.

Pero lo cierto, y que en un país desarrollado donde la ética tuviera algún valor, es que un acto así debiera llevar a la dimisión, pues qué no sería uno capaz de hacer en tantos otros temas donde se dirimen tantas decisiones políticas milmillonarias con el dinero de terceros.

Porque este acto es también corrupción, que nadie lo olvide. Es el empleo de medios públicos para fines privados. O lo que es lo mismo, el empleo (quitado a la fuerza, no voluntariamente) del dinero del contribuyente para beneficio propio.

Y el colmo para entender hasta qué punto se ríen de la ciudadanía, y lo poco que les importa, es la justificación que intentan vender, como ha intentando Carmen Calvo, al decir que es un viaje institucional, relacionado con la "agenda cultural"...

Y si te he visto, no me acuerdo...

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear