jueves, 19 de julio de 2018

Podemos pide que se multen los piropos en la calle, mientras la propaganda y el fraude mediático trabaja para moldear mentes y apoyarlo

El feminismo radical, que se apropia de la voz de todas las mujeres y que es el que dirige la agenda política no tiene límite. 

El siguiente paso, que sin duda se producirá es la prohibición de los piropos, tal como propone Podemos, con multas o cárcel de entre 3 y 9 meses (o trabajos en beneficio de la comunidad, es decir, esclavitud temporal). 

La estrategia de la generación de división social, generación de odio y conflicto continuo, creación de victimismo, de buenos y malos, de censura creciente y de ingeniería social como estrategia política sigue dando pasos agigantados. 

Por supuesto, la estrategia política necesita de mucha propaganda para insertar y justificar su necesidad en la ciudadanía. Así, tienen que dramatizar la situación, demonizarla, hacerla parecer generalizada y extrema para causar malestar y conseguir creyentes a su causa. 


Así, dichos actos de ingeniería social necesitan de la propaganda mediática, y si no se consiguen muestras, se crean, se inventan para apoyar su causa. 

En este sentido, asco es lo que da la bochornosa manipulación del programa Espejo Público, cazado en una enorme estafa televisiva donde la reportera pactaba con hombres testimonios machistas para conseguir un reportaje sobre el supuesto acoso a las mujeres que reciben piropos por las calle (con el fin de moldear las mentes de la población para ser receptivas y apoyar una ley tan abusiva como la propuesta de Podemos). 

Pese a provocar no encuentra a nadie que la piropee (ya no digamos de manera en la que les gustaría), y por tanto no aparece el enorme problema y lacra social que pretenden hacer ver que está por doquier (el machismo imperante y el hombre violador que pretenden generalizar a todo el género masculino para imponer el totalitarismo de género por parte del feminismo radical que lidera la agenda política). Por lo que hay que manipular e inventarse tal mundo para hacerle creer a la gente que esto es el día a día común al hombre. 

“Una reportera de Espejo Público, acosada con piropos en la calle”, decían desde el programa. Así es como se vendió incluso por redes sociales y por la web de la cadena.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear