miércoles, 4 de julio de 2018

La sanidad pública es privada

José Luís Montesinos responde a las típicas declaraciones para obtener rédito político acerca de la sanidad pública, en este caso de Pablo Echenique (Podemos), que vive en la demagogia diaria. 

Artículo de Desde el Exilio: 
Cuando Pablo Echenique intentan sacar rédito político cacareando las bondades de la sanidad española se retrata. Nadie en su sano juicio, ningún médico, haya o no jurado por Hipócrates, ningún transeúnte que pasaba por allí ni siquiera ningún taxista o vendedor de caramelos, negarían todo lo que tuvieran al alcance de su mano y su conocimiento para salvar la vida a sus semejantes, en una situación de riesgo como la de un parto prematuro. Hace falta ser ruin para negar eso a nadie, sea la sanidad gestionada por quien sea.
Esperar 5 meses para un diagnóstico definitivo, como es mi caso, o año y medio para una operación, son ya harina de otro costal. Eso pasa en la sanidad pública. Médicos quemados que cobran miserias por salvarnos la vida. Eso también pasa. Y aun así nos la salvarán siempre que esté en su mano. Gestione el hospital quien lo gestione.
El Estado se paga con lo que genera el sector privado, y es por tanto el sector privado el que, queriendo o sin querer, mantiene los hospitales. Pese a quien pese. Gracias al sector privado tenemos sanidad, Pablito, guapo, gracias a los autónomos y a las empresas. A los trabajadores a los que les quitáis la mitad de su sueldo para pagar vuestra desfachatez. Siguiendo tu lógica gracias al sector privado, Pablo e Irene tienen a sus hijos aquí.
Tu sueldo y tus cuidados, el asistente al que tenías en precario, lo paga el sector privado. Todo lo paga el sector privado. Todo. Los sueldos públicos, las carreteras, la ONU y la UE. La Selección Española de fútbol, el Mundial de Rusia y el de Qatar, las Paraolimpiadas y los premios de campeonato de pádel del apartamento. Todo, absolutamente todo, sale del trabajo que se realiza por millones de personas que no tienen la certeza de lo que les pasará en su empresa mañana, pero siguen partiéndose el pecho por ella y por su pan. Todo depende de autónomos y accionistas capitalistas, de fondos de inversión y de fontaneros que a duras penas llegan a fin de mes. Todo viene del sector privado.
Tu sanidad pública es privada y si no se tuviera que pagar la extorsión que imponéis… haz tu la cuenta, si te llegan los dedos. Irse a la mierda un rato, ladrones.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear