martes, 3 de julio de 2018

Las subvenciones de Ximo Puig al emporio de su hermano pasan de 6.000 a 100.000 € en dos años

Por supuesto, es otra forma de corrupción, de la que tanto les gusta a algunos hacer demagogia y posar de cara a la galería cuando se está en la oposición, pretendiendo hacer ver a los votantes de turno que eso no va con  ellos, y que el ánimo de lucro no va con ellos (a diferencia del ánimo de lucro legítimo, buscado sirviendo al prójimo intercambiando bienes o servicios, éste es ilegítimo, y se basa en extraer a la fuerza a través de la política, rentas a terceros sin nada a cambio. Curiosamente solo se habla y además pretendiendo denostarlo, del otro, pretendiendo hacer creer -hay mucho ingenuo- que en lo "público" no hay ánimo de lucro ni intereses personales). 


La política, como bien decía Franz Oppenheimer en su obra "El Estado", permite “la indebida apropiación del trabajo de los demás”. Es decir, el enriquecimiento a expensas de la libertad y la propiedad de otro, a través de la fuerza, robo y el saqueo (lo que denominaba medios políticos).

Y esto es precisamente lo que ocurre (una vez más) en este caso, que no es otra cosa que una nueva muestra de "nepotismo, malversación y tráfico de influencias". 

Y es que ya se sabe que el que reparte, se lleva la mejor parte.
Cosas de la política del "cambio" y la regeneración institucional...

Agustín de Grado se hace eco en el siguiente artículo. 
Artículo de OK Diario:
Las subvenciones de Ximo Puig al emporio de su hermano pasan de 6.000 a 100.000 € en dos añosXimo Puig, presidente de la Comunidad Valenciana
Las subvenciones del gobierno valenciano al emporio mediático de Francisco Javier Puig, hermano del presidente de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, se multiplicaron el 1.600 por ciento en apenas dos años gracias a dos cambios de criterio en la convocatoria de las ayudas públicas a la promoción del catalán. De tal forma que pasó de recibir apenas 6.000 euros en 2014 a más de 100.000 dos años después. El año pasado mantuvo el nivel e ingresó 98.597 euros.
Francisco Javier Puig es propietario, junto a otros accionistas, de Comunicaciones de los Puertos S. A., empresa de comunicación de gran calado en la comarca de Els Ports. A su disposición, una radio comarcal (Los Puertos Radio), un semanario de información general (Noticias), dos productoras audiovisuales (Masmut Producciones y Canalnordvídeo) y un portal digital (comarquesnord.cat).
El emporio editorial de Puig tiene como epicentro el municipio de Morella, la pequeña localidad (apenas 2.500 habitantes) limítrofe con Cataluña de la que fue alcalde el hoy presidente valenciano. Los medios de su hermano han adoptado el dominio ‘.cat’ y no ocultan su voluntad de ser “estandarte de los medios de comunicación en catalán” dentro de la Comunidad valenciana.
Este holding empresarial recibió 6.000 euros en subvenciones en 2014. Dos años después, con Ximo Puig ya como presidente de la Generalitat gracias al apoyo de Compromís, las ayudas públicas se dispararon hasta los 100.000 euros. ¿Que pasó entremedias? Pues que las subvenciones, hasta entonces sólo para radios y televisiones, se ampliaron a medios digitales y escritos. Y las empresas de Francisco Puig pudieron optar a todo y recibir subvenciones distintas pese a contar con el mismo accionista.



¿Modificaciones ad hoc?
Hay otro factor, según una denuncia que el PP ha presentado ante el Tribunal Superior de Justicia por los supuestos delitos de nepotismo, malversación y tráfico de influencias: en la convocatoria de 2015 desapareció la exigencia de que las empresas debían tener licencia, lo que terminó favoreciendo a una de las empresas del holding. Al año siguiente, cuando ya contaba con ella, la convocatoria volvió al requisito original. “Las modificaciones parece hechas ad hoc para favorecer a estas empresas”, ha asegurado la diputada valenciana Beatriz Gasco.
Gracias a las modificaciones, poder optar sin licencia y en todas las modalidades, las empresas del hermano del presidente de la Generalitat valenciana pasaron de recibir 6.000 euros a 100.000, un 1.600 por ciento más en apenas dos ejercicios.
La denuncia del PP expone la dudosa justificación de los gastos que presentan las empresas subvencionadas de Puig, en simples hojas de cálculo. También, como ejemplo del descontrol, el PP destaca que se aporta como  justificación de gasto el pago del alquiler de un local del padre de Puig, pero sin explicar qué local ni qué labor se realiza en él.
Llama también la atención las audiencias aportadas para recibir las subvenciones. Así, la emisora de radio señala que cuenta con 37.000 oyentes en la comarca, cuando el número de habitantes es inferior a esa cantidad.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear