jueves, 24 de noviembre de 2016

Deconstruyendo el discurso político sobre pensiones: qué dicen y qué significa en realidad

D. Soriano muestra muy ilustrativamente lo que dicen los políticos al respecto de las pensiones, qué significan en realidad sus palabras y qué ocultan tras ellas. 

Muy útil a los legos en la materia para entender por dónde van los tiros y cómo está la situación en este tema. 

Artículo de Libre Mercado: 
Fátima Báñez en su comparecencia ante la Comisión del Pacto de Toledo, este martes, en el Congreso. | EFE
Fátima Báñez visitaba este martes la Comisión del Pacto de Toledo del Congreso de los Diputados. La ministra de Empleo y Seguridad Social tiene ante sí un reto de envergadura en lo que hace referencia a la reforma de las pensiones que se supone que se aprobará en los próximos años. Por eso, nada más comenzar la andadura de esta legislatura, tras estos meses de interinidad, quiso acudir a la Comisión que analiza esta cuestión, en la que están todos los grupos parlamentarios y en la que (eso dicen todos los partidos) buscarán el consenso para aprobar una reforma que cuente con el máximo respaldo posible.
El desarrollo de la Comisión fue el habitual en estos casos. La ministra hizo un discurso optimista sobre el futuro de las pensiones. La oposición le echó en cara que los problemas que aquejan al sistema son responsabilidad del Gobierno. Unos y otros estuvieron de acuerdo en que no hay que tocar las bases del modelo, porque éste es "sostenible" y "solidario" (dos palabras que utilizaron la mayoría de los portavoces). También todos aseguraron que trabajarían para ponerse de acuerdo.
Eso sí, a pesar de que estuvieron toda la mañana dialogando, hubo una serie de temas fundamentales que no aparecieron en el debate. Las siguientes son algunas declaraciones realizadas este mismo martes. ¿Qué dicen nuestros políticos? ¿Qué significan en realidad sus palabras? ¿Qué es lo que se oculta tras ellas?
----------
Qué dicen: "[El sistema es sostenible] Vamos a gastar el 11% del PIB en pensiones en 2060, frente al 15% del PIB de Bélgica". Fátima Báñez, PP-Gobierno
Qué significa: la tasa de sustitución se va a hundir (ya se mida como relación entre pensión media y último salario o pensión media y salario medio de la economía). Si te gastas el mismo porcentaje del PIB o incluso un poco menos que en la actualidad para repartir entre muchos más pensionistas (y ya sabemos que el porcentaje de personas con más de 65 años sobre el total de la población se va a disparar), lo que estos cobren por cabeza va a ser mucho menos en relación a la renta media de ese año. ¿Cuánto menos? ¿30-40%? Pues por ahí van los tiros.
Qué no explican: cuando se insinúa que cobraremos lo mismo que nuestros padres se refieren a lo mismo en poder adquisitivo. Ahora mismo la pensión media de los nuevos jubilados es de 1.350 euros. Y es más alta si sólo tomamos a los nuevos pensionistas del Régimen General: para estos Báñez ofreció un dato el otro día de "1.500 euros, el 93% del salario medio en España".
Cuando los políticos dicen que la pensión media no bajará, lo que quieren decir es que, en términos reales, dentro de 20 años puede que cobremos el equivalente a esos 1.500 euros. ¿Cuál es la trampa? Que si ahora esa cifra supone el 93% del salario medio, eso no quiere decir que cobraremos el 93% del salario medio de 2035-2045. Ni nos acercaremos a esa cifra. Seguirán siendo 1.500 euros (en términos reales) aunque el salario medio se haya disparado a 3.000 o 3.500 euros.
----------
Qué dicen: "España tiene la segunda mayor tasa de reemplazo de la OCDE, por encima del 80%. Es un sistema rentable y generoso", Fátima Báñez, PP-Gobierno.
Qué significa: durante años, a los pensionistas se les ha prometido que su jubilación dependería exclusivamente del sistema público. Las tasas de sustitución del sistema público en otros países son más bajas porque existen complementos de ahorro privados (por cierto, muchas veces regulados desde el Estado) para la gran mayoría de los trabajadores. Y ese ahorro depende mucho menos de la demografía y está mucho más protegido ante crisis y cambios políticos.
Qué no explican: será imposible mantener esa tasa de reemplazo. NUNCA se explica esto y es lo más importante para los pensionistas del futuro. Los políticos españoles lo saben. O deberían saberlo, pero nunca, ninguno, bajo ninguna circunstancia se lo dicen a sus ciudadanos.
----------
Qué dicen: "No hay nada nuevo en las críticas a la Seguridad Social respecto a las crónicas de 1995. El alarmismo que pretenden instalarnos algunos es irresponsable y carente de justificación real", Fátima Báñez, PP-Gobierno.
Qué significa: pase lo que pase, no renunciaremos a los votos de los pensionistas actuales, incluso aunque eso suponga no decir la verdad a los jubilados del futuro.
Qué no explican: la Seguridad Social ha quebrado en varias ocasiones desde 1995. Eso no significa que desaparezca el organismo o que deje de pagar las pensiones públicas. Lo que quiere decir es que se incumplen las promesas hechas con anterioridad. En 2016, para tener derecho a cobrar una pensión hay que cotizar mucho más y durante mucho más tiempo que en 1995. Eso es una quiebra parcial, lo vendan como lo vendan. A futuro, la tendencia sólo podrá ir a peor.
----------
Qué dicen: "Comprendo que las empresas privadas de seguros estén haciendo su campaña, que acaba el 31 de diciembre, pero me parece impresentable que asusten a los mayores", Celia Villalobos, PP.
Qué significa: los políticos ya han encontrado su culpable-hombre de paja (las empresas de seguros privados o los medios que alertan sobre las cuentas de la Seguridad Social). Si sólo fuera eso, no tendría más importancia, pero se acompaña de un mensaje implícito muy peligroso: las pensiones públicas son suficientes, no ahorren, que no les hará falta.
Qué no explican: dos cosas. En primer lugar, Villalobos no dice que ella sí tiene una pensión de oro asegurada por sus años en el Congreso e importantes ahorros derivados de su actividad profesional, lo suficiente como para hacer frente a cualquier eventualidad. Y en segundo lugar, mezcla las advertencias respecto al futuro del sistema con las pensiones que ahora mismo cobran los jubilados del presente. No es cierto que los mensajes de alerta sobre la Seguridad Social vayan dirigidos a los actuales pensionistas (salvo catástrofe, estos mantendrán el poder adquisitivo de las prestaciones que ya cobran); el aviso es para los pensionistas del futuro, que cobrarán mucho menos de lo que piensan que les corresponde.
----------
Qué dicen: "Tenemos preocupaciones a corto y a largo plazo. A corto plazo, nos gustaría saber con el nuevo Índice de Revalorización de las Pensiones (IRP), se podría dar la circunstancia de que los pensionistas perdieran poder adquisitivo", Sergio del Campo, Ciudadanos.
Qué significa: que este portavoz de Ciudadanos no conoce al Gobierno. Como explicamos en el anterior epígrafe, salvo drama en las cuentas públicas, cualquier Gobierno intentará mantener el poder adquisitivo de los pensionistas a lo largo del ciclo. Los actuales pensionistas deberían estar más o menos tranquilos: su situación, salvo sorpresa, no corre peligro. Sólo en caso de colapso a lo griego habrá recortes de pensiones en España. No es descartable en un país que lleva una década saltándose sus objetivos de déficit, pero tampoco es previsible en condiciones normales.
Qué no explican: ese 0,25% de revalorización mínima del IRP ha supuesto que los pensionistas hayan ganado poder adquisitivo en los últimos años.
----------
Qué dice: "A partir del 1 de enero de 2019, un jubilado no sabrá qué pensión le va a quedar", Mercé Perea, PSOE.
Qué significa: cuando entre en vigor el nuevo Factor de Sostenibilidad, la primera prestación que cobre cada nuevo jubilado será recortada en función de la esperanza de vida en España. En esto la diputada socialista tiene razón. En cierto sentido, este FS es un elemento de incertidumbre sobre la prestación que cobrarán los futuros pensionistas. Por eso, habría que explicar bien en qué consiste.
Qué no explican: demasiadas cosas.
  • Esto no afecta a los actuales pensionistas, como a veces se insinúa
  • Ningún partido (tampoco el PSOE) tocará este factor, porque es una manera muy sútil y poco transparente (si no se informa bien) de ir recortando el gasto en pensiones casi sin que se note
  • Probablemente era inevitable aprobar el FS, para controlar algo el gasto y adaptarlo a la creciente esperanza de vida
  • Lo grave del FS no es que entre en vigor en 2019 (los expertos de Báñez pidieron que comenzara a tener efectos en 2014-15) sino que no se esté informando a los futuros pensionistas de sus efectos
  • A medio plazo, el FS supondrá un recorte en la pensión prevista por el futuro pensionista del 25-30%. La contención en el gasto (la "sostenibilidad" de la que habla el nombre del FS) se conseguirá a través de recortes de las pensiones
  • La solución no es tanto si cambiar el FS o el IRV, sino informar a los futuros pensionistas, para que puedan adaptar sus circunstancias
  • Ningún partido habla nunca de esto, informa con claridad y pide a los trabajadores que ahorren. Nadie quiere decir "El Rey está desnudo" o su equivalente: "La tasa de reemplazo del 80-90% de la que disfrutó tu padre no la vas a cobrar tú, trabajador actual, ni de broma".
----------
Qué dicen: "Ya no valen reformas paramétricas, ministra. O nos vamos a una reforma de fondo del sistema o nos encontramos con que vamos a ver repitiendo esta comparecencia año tras año, cada vez en una situación de mayor urgencia", Alberto Montero, Podemos.
Qué significa: el sistema está quebrado; o incluimos ingresos extras (vía impuestos) o es imposible equilibrar las cuentas de la Seguridad Social.
Qué no explican: para mantener en 2030-35 la tasa de sustitución actual del 80% habría que disparar los impuestos o cotizaciones a unos niveles desconocidos para los contribuyentes españoles. Nuestro país ya es uno de los que más costes en cotizaciones impone a empresas y trabajadores de toda la UE. Mantener la tasa de sustitución de las pensiones en 2030 o 2035 a través de la financiación impositiva obligaría a disparar todos los grandes tributos. Y no, no lo pagarían sólo los ricos, porque no sería suficiente.
----------
Qué dicen: "¿Piensan reforzar la contributividad del sistema o piensan apostar por vías mixtas de financiación?", Alberto Montero, Podemos.
Qué significa: Podemos tiene una doble apuesta. Por un lado, quiere igualar pensiones máximas y mínimas, haciendo que la diferencia entre haber cotizado por bases altas y bajas, durante muchos años o pocos, sea mínima una vez que llegue la jubilación. "Vías mixtas de financiación" quiere decir subir impuestos lo máximo posible, especialmente a los trabajadores de sueldos más elevados.
Qué no explican: si los trabajadores ven que da igual cotizar mucho o poco, ¿qué incentivos les estamos dando? ¿Cotizar menos, salirse del sistema, economía sumergida o, directamente, no trabajar? Esto no quiere decir que todos los españoles vayan a dejar de trabajar de un día para otro. Pero los incentivos están ahí.
----------
Qué dicen: "¿Han estudiado eliminar los topes máximos de cotización? Porque ahí también consideramos que hay un espacio recaudatorio de entorno a 7.000 millones que no es moco de pavo", Alberto Montero, Podemos.
Qué significa: hay que acabar con los topes máximos de cotización pero sin tocar las pensiones máximas, que están capadas.
Qué no explican: si se aplica la medida, tendríamos dos consecuencias. El palo para la competitividad de las empresas españolas, especialmente en lo que hace referencia a su capacidad para atraer a los trabajadores más productivos, sería enorme. Sus costes se dispararían. Y la relación entre lo cotizado y lo cobrado en pensiones se hundiría para estos mismos trabajadores. ¿Se quedarían quietos tranquilamente mientras les cobran un dineral cada mes a cambio de nada? Se intuye que no. En España, se ha hablado de fuga de cerebros en los últimos años; quiten los topes máximos de cotización sin tocar las pensiones máximas y ya verán lo que ocurre...

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada