miércoles, 23 de noviembre de 2016

Desde Podemos e IU niegan a Rita Barberá el homenaje que sí dieron a tiranos y asesinos

Elentir muestra una vez más la enorme hipocresía de Podemos a raíz de su ausencia y manifestaciones en el minuto de silencio tras el fallecimiento de Rita Barberá (PP). 
Artículo de Contando Estrelas:

 
Esta mañana ha muerto la senadora Rita Barberá, exalcaldesa de Valencia. La ultraizquierda podemita no ha dejado escapar la ocasión de manifestar su pésima calidad moral.
Durante el minuto de silencio por la fallecida, los diputados del grupo de Podemos se han ausentado del Congreso:


Y así lo ha justificado tanto Pablo Iglesias, dirigente de Podemos, como el comunista Alberto Garzón:

Lamentamos la muerte de Barberá pero no podemos participar en un homenaje político a alguien cuya trayectoria está marcada por la corrupción


En política debemos atacar sin piedad a las ideas, y respetar a las personas que las defienden. Los homenajes a personajes corruptos sobran.

Estos miserables hablan de homenajear a corruptos, pero Pablo Iglesias no tuvo reparos en rendir homenaje al campeón de la corrupción política en Hispanoamérica, el tirano Hugo Chávez, tras su fallecimiento en 2013:


Alberto Garzón tampoco ha tenido reparos en homenajear a un asesino como fue el Che Guevara, en el aniversario de su muerte:







49 años desde que asesinaron a Ernesto ‘Che’ Guevara, y sin embargo sus ideas no murieron. ¡Hasta la victoria siempre!

El pasado mes de abril desde Izquierda Unida incluso celebraron el aniversario del dictador y genocida comunista Leninresponsable de millones de muertes y de numerosas atrocidadesdurante su dictadura:


Ya fuera del capítulo de dictadores y asesinos, hace sólo unos días los diputados de Podemos e IU mostraban pancartas de apoyo a Andrés Bódalo, concejal de Podemos condenado por agredir a una mujer embarazada y por atacar a puñetazos a un concejal del PSOE:
Ya sabemos el historial que hay que tener para que Podemos e IU te rindan homenaje: ser un tirano, un asesino o un delincuente, pero siempre teniendo como condición imprescindible la ideología comunista. Hay que recordar que Rita Barberá era una demócrata y sobre ella no pesaba ninguna condena judicial. No dirigió ninguna brutal dictadura como Lenin. No hundió a un país en la miseria y la corrupción como Chávez. No asesinó a nadie como el Che Guevara, ni agredió a nadie como Andrés Bódalo. Pero no era comunista. Ahí su “delito”.
Mi pésame y mis condolencias a la familia de Rita Barberá.
Y a la ultraizquierda podemita y comunista -valga la redundancia-, que hoy ha demostrado ser el estercolero moral e ideológico del Congreso, todo mi rechazo y mi desprecio.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada