martes, 27 de octubre de 2015

China volverá a devaluar y bajará los tipos. Esta es la razón

Daniel Lacalle expone porqué China volverá a devaluar y bajar tipos otra vez, y cómo la represión financiera seguirá sin dar sus frutos. 

Artículo de El Confidencial:
Foto: Billetes de renminbi. (EFE)
“You never give me your money, you only give me your funny papers” Lennon-McCartney

¿Qué puede hacer un Gobierno que ve su economía ralentizarse? Sacar dinero del bolsillo del ahorrador para quedárselo, por supuesto. Es el modelo Roosevelt, que tiene de 'social' lo mismo que los Hermanos Dalton.
Les voy a explicar por qué China volverá a recurrir a devaluar y bajar tipos de interés.
Primero, el brutal aumento del endeudamiento hasta el 239% del PIB se ha generado en muy poco tiempo, menos de 10 años. Y la mayor parte de esa deuda se encuentra denominada en moneda local.
Segundo, como comentamos la semana pasada, el crecimiento chino es mucho más pobre de lo que sugiere el PIB, y la deuda aumenta muy por encima del crecimiento nominal.
Pero la razón más importante para meter la mano en el bolsillo del ahorrador se la muestra este gráfico que comentamos ayer en mi intervención mensual en la CNBC: el ahorro privado es demasiado jugoso como para no apropiárselo.
China ahorra un 49,8% de su PIB. Parece una locura en un país tan endeudado, pero lo explica la composición de ese ahorro.
El Banco Mundial define ahorro como ingreso nacional bruto menos consumo total y sumando transferencias netas.
Esta gran cifra hace que sea muy apetitoso solucionar el exceso de una parte de la economía con el ahorro de la otra. La gran transferencia de renta del ahorrador al endeudado, del eficiente al ineficiente, que llevamos implementando en la Unión Europea y la OCDE, con resultados disminuyentes, desde hace 80 años.
… Y tiene dos problemas, especialmente relevantes en el caso de China.
El primero, esa cifra de ahorro está cuestionada por numerosos analistas por lo que comentábamos la semana pasada, dado que se parte de una sobreestimación del ingreso y una ya recurrente infraestimación de la inflación.
Ese problema hace que, además, la solución keynesiana, quedarse con el ahorro para sostener los sectores rentistas, no funcione. Porque la cantidad estimada no es tan alta. Y porque el mecanismo de transferencia genera, por el camino, el efecto perverso de perpetuar los modelos ineficientes.
No es pequeña la cantidad de economistas que, como hicieron en Japón, recomiendan represión financiera para acabar con esa lacra de la sociedad del unicornio. El ahorro. Y, salvando las distancias evidentes, estoy convencido de que el asalto al ahorrador en China tendrá el mismo efecto nulo que ha tenido en Japón.
Nunca he entendido la política de perpetuar los sectores ineficientes. No existe una sola razón lógica. Y, sin embargo, son los que más hablan de “cambiar al modelo productivo” los que más se empeñan en sostener a los tres beneficiarios del viejo modelo productivo. El subvencionado, el improductivo y el endeudado, los tres tenores, los Bee Gees de la economía.
Hasta que aparece la palabra 'estratégico', que lo justifica todo. Es 'estratégico' y, por lo tanto, merece que le saquemos a usted, ahorrador, el dinero del bolsillo, por el bien superior.
Atendiendo a las estimaciones de los que analizan la represión financiera, la moneda china podría sufrir otra serie de devaluaciones hasta un 25% adicional.
Me temo que no se va a dar el impacto positivo esperado por los intervencionistas. Pero con decir “habría sido peor”, tan tranquilos.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario