lunes, 12 de octubre de 2015

Pablo Iglesias muestra piedad por un toro pero no por los torturados por el chavismo

Elentir muestra otras dos graves incongruencias y actos hipócritas del líder de Podemos, Pablo Iglesias, al respecto de la Ley Mordaza y los derechos humanos.

Exige la abolición del Toro de la Vega (que me parece muy bien), pero cuando se trata de personas humanas ya no está de acuerdo con el respeto de los derechos humanos, si los crimenes o atrocidades los hace alguien afin...

Y la ley Mordaza es mala malísima cuando la aplica mi enemigo político pero buena buenísima si la aplica mi amigo político o uno mismo, aún cuando ésta sea muchísimo más grave y peligrosa para las libertades del ciudadano que la española (que por supuesto también hemos criticado algunos).

La historia de siempre...

Artículo de Contando Estrelas:



“Si ganamos prohibiremos el Toro de la Vega de manera inmediata”. Lo dijo ayer Pablo Iglesias en una entrevista en La Sexta. Y añadió: “si un alcalde de Podemos permite esa fiesta está fuera”.

¡Qué tío tan sensible! ¡Qué humanitario es don Pablo con los toros! Estoy conmovido. Ciertamente, el espectáculo en cuestión me parece aborrecible, como toda fiesta en la que se hace daño a un animal por placer. Pero además, Pablo Iglesias también dijo que derogaría la “Ley Mordaza”. ¡Qué gran demócrata! Parece el hombre que necesita España, sin duda. El caso es que este discurso tan molón de “Coleta Morada” -como él se hizo llamar hace poco- me ha provocado cierto hormigueo en la memoria. Y de repente, mire usted, me he acordado de algo ocurrido hace unos meses.

Mordaza en España no, pero en Venezuela sí

El 12 de marzo de este año el Parlamento Europeo aprobó una moción de condena de la represión chavista en Venezuela. La moción condenaba “la muerte por impacto de bala de Kluivert Roa”, un niño de 14 años asesinado por un policía chavista. La Eurocámara también pedía al gobierno venezolano “que revoque la recientemente promulgada Resolución 8610, que permite a las fuerzas de seguridad el uso de la fuerza potencialmente mortal, ya sea con armas de fuego o de otro tipo capaces de matar, en el control de manifestaciones de civiles”. También se recordaba que “Venezuela tiene la obligación de garantizar la vida, un trato humanitario y la seguridad de todas las personas privadas de libertad”. Y como guinda pedía a Venezuela “que deje de perseguir y reprimir políticamente a la oposición democrática y de violar las libertades de expresión y de manifestación, e insta a que se ponga fin a la censura de los medios de comunicación”. La moción fue aprobada con 384 votos a favor, 75 en contra y 45 abstenciones. Los eurodiputados de Podemos, entre ellos Pablo Iglesias, votaron contra la moción, quedando como unos miserables palmeros de la dictadura chavista.

Unas violaciones de derechos humanos denunciadas por la ONU

Hay que recordar que a finales de noviembre de 2014 el Comité de la ONU contra la Tortura denunció las torturas y abusos sufridos por los opositores venezolanos. En concreto, el citado Comité denunció que entre 2011 y 2014 se registraron más de 30.000 denuncias por violaciones de los derechos humanos en Venezuela. Entre esos hechos la ONU señaló casos de “palizas, descargas eléctricas, quemaduras, asfixia, violación sexual y amenazas”. El Comité de la ONU contra la Tortura citó en concreto el caso de la jueza María Lourdes Afiuni, detenida por orden del gobierno y violada por un agente de seguridad que quedó impune. Y cuando toca condenar estas salvajadas en la Eurocámara, “Coleta Morada” vota en contra. El motivo es el mismo -pura y rastrera afinidad política- por el que Pablo Iglesias se presta a aparecer en un canal de TV de la República Islámica de Irán, cuyo régimen dictatorial comete atrocidades contra disidentes, mujeres y homosexuales, sin que hasta ahora “Coleta Morada” haya dicho ni pío al respecto.

Desde luego, yo agradezco que un político se preocupe por los espectáculos en los que se maltrata a animales, pero si un político rechaza el maltrato a un toro en España pero no las torturas a seres humanos en Venezuela, lo único que se me ocurre es mandarle a hacer puñetas.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario