jueves, 29 de octubre de 2015

Sicavs contra fondos: mitos y realidades sobre el mundo de la inversión

El siguiente artículo analiza las diferencias y similitudes, con las ventajas e inconvenientes de las SICAV y los fondos de inversión, figuras sobre las que circulan muchos mitos falsos por absoluto desconocimiento y por interés político. 
Y no, no hay diferencia fiscal alguna entre las SICAV (supuestamente para ricos) y los fondos de inversión (de acceso fácil para cualquier ahorrador pequeño), ni sus beneficiarios tributan al 1% cuando rescatan los beneficios como demagógicamente se dice. 

Artículo de El Economista:
Tanto las sicavs como los fondos de inversión son instituciones de inversión colectiva. Sin embargo, las primeras son sociedades de inversión de capital variable a través de las cuales el ahorrador se convierte en accionista de una sociedad en la que tiene un mayor control político y estratégico. Sin embargo, los fondos convierten al ahorrador en partícipe (tiene participaciones alícuotas) de una cartera formada y administrada por gestores profesionales.

Ventajas de la sicav

Una sicav tiene determinadas ventajas sobre el fondo de inversión, aunque ninguna de ellas tiene relación con la fiscalidad que tanto ha dado que hablar. Los promotores de la sicav tiene control político y estratégico para tomar decisiones y estrategias de inversión. Es decir, permite crear una estrategia de inversión a medida, adecuada a las necesidades de los inversores.
Por otro lado, al contrario que los fondos de inversión, las sicavs tienen la opción de comprar o vender las acciones en cualquier momento, puesto que cotizan en el Mercado Alternativo Bursátil. En lo que se refiere al capital, la sicav puede aumentar o reducir hasta diez veces su capital inicial, lo que permite a estos instrumentos de inversión gestionar los excedentes o las necesidades de tesorería.
Por último, la control y supervisión por los organismos regulares sobre las sicavs suele ser menor que sobre los fondos. Este hecho, según se mire puede ser mejor o peor según los objetivos del inversor. Una menor supervisión otorga mayor libertad, mientras que una mayor supervisión suele ser sinónimo de mayor protección para el ahorrador.

Límites de las sicav

El número mínimo de accionistas debe es de cien, sin contar los que tengan una participación superior al 25%. Además, el capital mínimo inicial es de 2,4 millones de euros.
Como se ha señalado con anterioridad, el capital puede caer y subir hasta diez veces el capital inicial, por lo que éste debe estar fijado estatutariamente. Aunque gozan de mayor libertad de movimiento que los fondos, las sicav están tuteladas por la CNMV y la Dirección General del Tesoro y Política Financiera.
CARACTERÍSTICASFONDO DE INVERSIÓNSICAV
Personalidad jurídicaNOSÍ. Sociedad Anónima
Capital máximoNOSÍ. Estatutario x10
Número mínimo de partícipes100100
Capital mínimo legal0.3 millones de euros2.4 millones de euros
Gastos de constituciónMás bajosMás altos
Participaciones vs accionesParticipacionesAcciones
CotizaciónNOSÍ, en el Mercado Alternativo Bursátil
Activos y límites regulatoriosIgualesIguales
Comisiones de gestiónMayoresMenores

Fondos de inversión

Al contrario que las sicav, los fondos no tienen un techo de capital establecido, de modo que el fondo puede crecer todo lo que pueda. Aunque sí que necesita un mínimo de 100 partícipes, con sólo 300.000 euros bajo gestión puede comenzar a funcionar (la sicav necesita 2,4 millones).
Por otro lado, los gastos de constitución de los fondos suelen más bajos, al igual que los gastos de en comisiones. La gestión de los fondos suele ser más pasiva que la de las sicav, algo que ayuda a reducir las comisiones de este producto. Por último, el control y supervisión de los organismos públicos es más fuerte y protege en mayor medida a los partícipes del fondo, que en muchas ocasiones suelen ser pequeños inversores.

Fiscalidad de ambas figuras

Los beneficios obtenidos por las sicavs tributan al 1% dentro del Impuesto de Sociedades, mientras que los accionistas que la componen tributan las plusvalías obtenidas al tipo establecido por las rentas del capital en España, es decir, igual que un inversor que obtiene plusvalías mediante compra-venta de acciones de Telefónica.
Los fondos de inversión también tributan en el Impuesto de Sociedades al 1% (un tipo especial muy reducido para estos instrumentos). Las plusvalías obtenidas por el reembolso de participaciones en fondos de inversión son consideradas como ganancias patrimoniales que se integran en la base imponible del ahorro, dentro de la declaración del IRPF. De modo que tributan igual que las plusvalías que se obtienen en una sicav.
En números y con el marco tributario de 2015, dichos rendimientos tributan al tipo fijo del 19,5% los primeros 6.000 euros anuales, al 21,5% entre 6.001 y 50.000 euros y al 23,5% a partir de 50.001 euros, según el banco de inversión Renta 4.
La ventaja de estas instituciones de inversión colectiva es que los traspasos (aunque sean con plusvalías) y los movimientos para reinvertir los capitales en otros fondos o en otras sicavs no tributan. El número de traspasos o movimientos es ilimitado, al igual que el tiempo de permanencia.
De modo que la única ventaja real de una sicav sobre un fondo de inversión no es fiscal, sino operativa, ya que los promotores de la sicav o los mayores accionistas pueden gestionar la estrategia de inversión de esta sociedad. Mientras que el fondo de inversión es dirigido por un equipo gestor.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario