miércoles, 28 de octubre de 2015

El unicornio fiscal de Podemos

Juan Rallo pone en evidencia el programa económico de Podemos, lleno de "unicornios", y que se basa en la fábula de que es posible financiarlo si se suben los impuestos a los ricos al nivel de Suecia (una fábula absurda como se desmonta con datos en la mano y que evidencian que ocurriría justo lo contrario a lo que se pregona de cara a la galería). 

Artículo de su blog personal: 
El programa económico de Podemos prevé incrementos gigantescos en el gasto público: revertir los recortes de los últimos años, rebajar la edad de jubilación a los 63 años, aumentar la contratación de empleados públicos, acrecentar la inversión pública o implantar un amplio sistema de rentas mínimas de inserción; todo lo cual implicaría un coste anual de unos 100.000 millones de euros, lo que equivale a casi el doble de lo que recaudamos por IVA. ¿De dónde pretende extraer Podemos semejante cantidad de recursos sin saquear todavía más a la población?
Esta semana nos lo reveló uno de sus asesores económicos más destacados: el profesor Vicenç Navarro. Según afirmó Navarro, “si los súper ricos españoles pagaran tantos impuestos como en Suecia, recaudaríamos 150.000 millones de euros”. Albricias: apenas forzando a nuestros avariciosos milmillonarios patrios a que pagaran como en Suecia, incluso nos sobrarían varias decenas de miles de millones. ¿Cómo no se nos habrá ocurrido antes? Tal vez, porque las cuentas son totalmente erróneas: en 2015, el Estado español logró unos ingresos equivalentes al 37,7% de su PIB, mientras que el Estado sueco ordeñó una recaudación del 48,5% del PIB. Estos 10,8 puntos de diferencia entre todos los ingresos estatales de Suecia y de España (no sólo los referentes a los súper ricos) equivalen a unos 120.000 millones de euros: por debajo de los 150.000 que imputaba Navarro sólo a los ricos.
Claro que podría pensarse que, si la mayor parte de esa recaudación adicional procede de sablear a los más acaudalados, todavía sería posible arrancar un buen pellizco de capital a los ricos. La realidad, sin embargo, es muy distinta: si trasladáramos la fiscalidad sueca a España, el “capital” pagaría 30.000 millones de euros menos en impuestos, los consumidores tendrían que abonar unos 45.000 millones más en impuestos (en Suecia la mayoría de productos están gravados con un 25% de IVA); y el resto correría a cargo de todos los trabajadores (incluidos los parados), quienes soportaría entre un 8% y un 12% más de impuestos sobre sus salarios. No por casualidad, la OCDE considera que el sistema fiscal sueco es uno de los menos progresivos del mundo (incluso menos que el de EEUU): el 10% más rico de la sociedad sueca, se queda con el 25% del PIB y paga el 25% de los impuestos. Proporcionalidad total. En definitiva, los 150.000 millones de euros que aspira a recaudar Podemos son un completo unicornio fiscal.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario