jueves, 29 de octubre de 2015

¿Entrarán el CO2 y la “salvación del clima” en la campaña electoral?

Luís I. Gómez analiza "los innumerables ejemplos de cómo se derrocha el dinero de los contribuyentes en busca de soluciones a un problema que no existe", mostrando el caso de los "Proyectos de Absorción de CO2" y cómo se echa en falta "una nota de prensa que informase en lugar de desinformar sobre los últimos datos que tenemos en la “crisis climática”, centrándose en dos divergencias de las que no se habla (emisión de CO2 por humanos entre 2000-2014 y su nulo impacto en el aumento de temperaturas y la pésima sensibilidad climática de los modelos climáticos entre aumentos de CO2 y subidas de temperaturas, y en cuyas pésimas y erradas predicciones se centra la actividad política). 
Y su conclusión es evidente...
Artículo de Desde el Exilio: 
No parece que los partidos políticos hayan apostado fuerte por la “salvación del clima” como uno de sus principales argumentos de campaña electoral para las próximas Elecciones Generales 2015. Sin duda que en España hay decenas de problemas muchísimo más graves que atender, y es posible que en las agendas populistas no quepan todos los unicornios en unos cuantos folios.
Sin embargo, en la página web de nuestro gobierno, en concreto en la del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, seguimos encontrando innumerables ejemplos de cómo se derrocha el dinero de los contribuyentes en busca de soluciones a un problema que no existe. No se pierdan la dedicada a los “Proyectos de Absorción de CO2“, un  magnífico ejemplo de lo que les cuento.
A mí, lo que realmente me gustaría, es ver una nota de prensa del Ministerio, desde la que se informase en lugar de desinformar sobre los últimos datos que tenemos en la “crisis climática”. Independientemente de que nuestro Gobierno no cumple ni de lejos los plazos previstos por la Unión Europea para alcanzar en 2030 una reducción del 40% en la emisión de Gases de efecto Invernadero, resulta que las últimas informaciones que llegan no son en absoluto publicitadas por ningún organismo oficial… ni por ninguno de sus voceros habituales, léase El País, EL mundo, los Telediarios y demás miembros del aparatchik mediático de nuestra clase política.
Creo que algún partido político podría tematizar las siguientes “divergencias”:
  1. El hecho de que entre el año 2000 y el 2014 fueron emitidas por actividad antropogénica en todo el planeta un total de 500 mil millones de toneladas de CO2, sin que ello  causase aumento alguno de las temperaturas globales medias, tal y como se nos viene anunciando desde “fuentes oficiales”. Los datos proporcionados por las mediciones satelitales no presentan un aumento de temperaturas que se corresponda en modo alguno con el aumento de CO2 atmosférico.
Dastos HADCRUT3 + RSS-MSU + CO2 ESRL http://www.woodfortrees.org/plot/hadcrut3vgl/from:1998/to:2015/plot/esrl-co2/from:1998/to:2015/normalise/plot/rss/from:1998/to:2015
Datos HADCRUT3 + RSS-MSU + CO2 ESRL
http://www.woodfortrees.org/plot/hadcrut3vgl/from:1998/to:2015/plot/esrl-co2/from:1998/to:2015/normalise/plot/rss/from:1998/to:2015
2. El varias veces anunciado “peligroso aumento de temperatura”, basado en modelos climáticos que se orientan casi exclusivamente en el aumento de CO2 atmosférico, no se ha producido en los últimos 18 años (en España ya son más de 20). Parece que los modelos climáticos tiene un serio problema con lo que se ha dado en llamar “sensibilidad climática” del CO2. Le llaman “sensibilidad climática” a lo que se supone que se calentaría la tierra por doblar la cantidad de CO2 en la atmósfera. Esta sensibilidad se estimó en el primer informe del IPCC (1990) en unos + 3 ° C (+/- 1,5°), pero parece que según los últimos estudios, el cálculo del IPCC es algo exagerado. Sea como fuere, los modelos climáticos, utilizando datos de sensibilidad climática altos,  mostraban un aumento de la temperatura para el año 2100 de 2.4 ° C. Y este dato es el que dio lugar al objetivo de los políticos del mundo mundial: “para salvar el clima debemos evitar un aumento de más de 2 ° C en cualquier caso”. Y, evidentemente, sobre ese supuesto se basan todas las políticas de protección del clima, desde las leyes de emisión al truclento subvencionismo desatado de las llamadas energías renovables.
¿No hay ningún partido político en España que, con datos en la mano, denuncie el alocado despilfarro al que nos llevan unas políticas diseñadas desde datos inventados y profecías incumplidas?

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario